Blog

La enorme popularidad que está tomando la bicicleta de montaña, como deporte o como actividad lúdica y recreativa está haciendo que cada día surjan nuevas prohibiciones o regulaciones infundadas en más lugares de nuestro país.

En Cataluña llevamos muchos años trabajando y discutiendo sobre la regulación del mtb en el Parc de Collserola, que para los que no lo conozcáis, es una gran zona verde que se encuentra en la montaña de Barcelona y en la que tienen competencia, por territorio y término municipal, nueve ayuntamientos diferentes.

Muchos de vosotros conoceréis lo que en IMBA llamamos “las reglas del camino”, es decir las pautas de conducta que consideramos que deben ponerse en práctica cuando salimos a montar por cualquier camino.

Las podemos resumir rápidamente en las siguientes: respeta a los demás usuarios y al medio natural por el que te mueves, cede siempre el paso, no tires basura, no dejes huella de tu paso, usa el casco, no uses auriculares, planifica tus salidas, etc.

La bicicleta no es sólo un medio de transporte, es una forma de vida en sus diferentes vertientes y actividades entre las que se encuentra la bicicleta como medio de transporte ecológico no contaminante, la bicicleta como medio de recreo y turismo y como medio de practicar un deporte sano y recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La práctica recreativa o la práctica deportiva, tanto en carretera como en montaña, se están viendo cada vez más comprometidas por sectores y colectivos diversos que cada vez se hacen notar más en los medios de comunicación y las redes sociales, a pesar de las campañas de concienciación que se llevan adelante por la administración para respetar a los ciclistas en la carretera, así como para perseguir las trampas que se ponen en el monte.

No hay mes en que no nos lleguen noticias de la aparición de nuevas "trampas" en los senderos y caminos de montaña.

Llevamos varios años denunciando este tipo de barbaridades en los diferentes medios de comunicación y parece que no decae el ánimo de esas personas que las instalan. Por ello, tras el asombro inicial que nos produjo esta situación y tras denunciar muchas de ellas, decidimos no darle publicidad a esta actividad, ya que parecía que producía un efecto multiplicador o simplemente daba ideas a los desaprensivos que imitan actuaciones tan deleznables.

Estamos en época de elecciones casi constantemente, pero en breve se celebrarán los comicios para renovar la representación en los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas, que son las instituciones que tienen más cercanía a los ciudadanos y sus intereses del día a día.

En IMBA no tenemos color político alguno, puesto que nuestro único interés es el de mejorar y defender los derechos de circulación de los ciclistas de montaña, por lo que no vamos a pedir voto alguno para cualquiera de los grupos políticos.

©2020 IMBA España. Todos los derechos reservados

Buscar