Un vídeo polémico

Oficina de información de Las Dehesas en Cercedilla

El pasado día 13 de julio tuvimos una reunión muy interesante con el nuevo Director General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y su Jefe de Espacios Protegidos.

En las cerca de dos horas de reunión pudimos plantearles las diferentes cuestiones que tenemos en marcha respecto del PRUG del PN de Guadarrama y entre ellas se habló de la mala cartografía del anexo IV del Decreto y de su nefasta zonificación y de las rutas que se han marcado sin criterio alguno, con cortes incomprensibles, continuando la ruta 200 metros más allá, pero sin poderse seguir en bicicleta. La necesidad de proceder a convocar una mesa de trabajo (¡por fin!) en la que estén representadas todas las actividades recreativas que se pueden realizar, la posibilidad de trasladar a Guadarrama lo que ya se está haciendo en otros países más desarrollados en cuanto a la segregación de caminos y senderos y además de otras cosas, manifestamos nuestra más absoluta estupefacción con las informaciones que se están dando en las oficinas de la propia Comunidad de Madrid, ya que lo que están diciendo en persona y por teléfono es que está prohibida la circulación en bicicleta por toda la zona, salvo por la pista de la Fuenfría.

Esto nos lo negó vehementemente el Director, con el argumento de que es imposible y poco más o menos, que nos lo estábamos inventando. Le dijimos que se lo íbamos a demostrar y aprovechamos que fuimos a filmar los nuevos y rutilantes carteles que el PRCAM está instalando, para acercarnos con la asistencia de TrackMTB a la oficina de información de Las Dehesas y preguntar por dónde podíamos montar en bicicleta. La respuesta fue clara: Esta todo prohibido salvo la pista de La Fuenfría. Ante nuestra negativa a aceptar semejante falsedad, se lo manifestamos al empleado que se vio obligado a llamar a su coordinadora, quien le dijo que teníamos razón. Aún así nos dijo que lo que hacía era “recomendar”, lo que es falso, puesto que lo primero era prohibición.

Así se lo hemos mandado al Director General, para que tenga conocimiento de lo que realmente sucede en el Parque Nacional que de él depende.

Han sido 10 años de dar información falsa a los ciudadanos, de impedirles hacer aquello que tienen legítimo derecho a hacer y todo ello por una decisión tomada a sabiendas de que es ilegal, por funcionarios o empleados públicos. De remate, se ha producido continuadamente durante estos 10 años y con perjuicio de numerosas personas. Ha quedado demostrado.