Triste absolución en Vigo

Sentencia

En estos días hemos conocido la sentencia del Juzgado de Vigo que ha absuelto a los cuatro acusados por el accidente que sufrió Diego, un ciclista de la localidad que chocó contra una piedra movida por algunos insensatos a los que debía molestar que se circulara en mtb por “su” camino.

Y nos entristece que no haya nadie que se haga cargo de los daños causados, que son muchos y evidentes ya que Diego ha quedado en una silla de ruedas y con secuelas de por vida.

No vamos a hacer nuestra propia interpretación de la sentencia, como se ha hecho en algún caso reciente, pues aunque no nos guste nada, no tenemos los medios de convicción ni las pruebas, ni el sumario como para poder opinar con certeza sobre la resolución. Existen medios y recursos para revisar el fallo y esperamos que se usen y se reponga esa sentencia a unos términos más justos.

Lo que nos entristece es que parece que nadie hizo nada, que las piedras se colocaron "solas" en un camino de uso público y nadie tendrá que responder de ello.

No nos interesa que se condene a unas u otras personas, nos importa que no se atienda e indemnice a Diego, que está y estará toda su vida sufriendo el daño.

Si estos señores no fueron, se deberá investigar quienes fueron o existirá una responsabilidad civil subsidiaria por no mantener esos caminos en condiciones de transito sin peligro, pero lo que no puede ser es que con esta sentencia quede cerrado el asunto y a otra cosa.

Por eso nos produce dolor esta sentencia, por el desamparo en que puede dejar a un accidentado por la acción malintencionada de unos terceros.